El complicado asunto de la aporofobia: ¿Es algo más allá que la repulsa a la pobreza?

La aporofobia, entendida como el rechazo o aversión hacia la pobreza y las personas pobres, se manifiesta como un fenómeno complejo que trasciende la mera antipatía por la falta de recursos económicos. Este concepto, que ha sido detalladamente explorado y definido por la filósofa española Adela Cortina en su libro “Aporofobia, el rechazo al pobre. Un desafío para la democracia”, pone de manifiesto una realidad multifacética que afecta a las sociedades contemporáneas a nivel global. En un mundo sacudido por conflictos y marcado por una desigualdad creciente, el análisis de la aporofobia se vuelve más relevante que nunca, especialmente en el contexto de una Europa enfrentada al desafío de la migración y al impacto social y económico de guerras como la invasión ilegítima de Ucrania por parte de Rusia.

Este reportaje toma como punto de partida las reflexiones de Jaime Ínguez de Onzoño, presidente de la IE University, quien compartió sus perspectivas en un artículo titulado: “El odio a los pobres, la fobia más común” para el portal The Conversation. La invasión a Ucrania y sus consecuencias devastadoras para la población europea y mundial, especialmente en términos de pobreza, resaltan la importancia de la solidaridad con los más vulnerables y la necesidad de prestar atención a los refugiados que huyen de otras zonas de conflicto. La aporofobia se inserta en este escenario como un desafío adicional, evidenciando cómo el rechazo hacia la pobreza puede socavar los esfuerzos por construir sociedades más inclusivas y compasivas.

Una complejidad llamada aporofobia

El mundo contemporáneo, caracterizado por la globalización y el avance tecnológico, presenta una paradoja en relación con la aporofobia. Por un lado, la interconexión global y el perfil cosmopolita de las nuevas generaciones promueven una cultura de tolerancia y apertura hacia lo diferente. Por otro lado, la misma globalización puede intensificar la percepción de la “otredad” y fomentar el surgimiento de identidades locales que, en su expresión más extrema, alimentan el rechazo y las fobias hacia aquellos considerados diferentes, incluidos los pobres.

aporofobia
La aporofobia no es un fenómeno aislado, sino que se relaciona estrechamente con otras formas de discriminación y exclusión, como el racismo, la xenofobia, y la discriminación por género o por orientación sexual. Ilustración MidJourney

La aporofobia se sostiene sobre una serie de premisas que Adela Cortina desgrana con precisión: se trata de una aversión no solo a la falta de recursos, sino a la incapacidad percibida de reciprocidad por parte de las personas en situación de pobreza. Esta aversión se alimenta de prejuicios y de una sensación de superioridad por parte de quienes se identifican como fuera de ese grupo. La respuesta a este fenómeno, según Cortina, debe enfocarse en el respeto a la dignidad igual de todas las personas y en la compasión, entendida como el compromiso activo para aliviar el sufrimiento ajeno.

Cruzando las fronteras

En el ámbito de la migración, la aporofobia adquiere una dimensión particularmente problemática. La resistencia a la acogida de inmigrantes procedentes de países en desarrollo, frecuentemente en Europa y Estados Unidos, revela una profunda aporofobia que supera incluso las barreras culturales o raciales. Este rechazo se manifiesta en políticas y discursos que diferencian entre migrantes “deseables” y aquellos que no lo son, basándose en criterios económicos y de habilidades, lo que refleja una valoración sesgada de las personas en función de su capacidad para contribuir económicamente.

Tambièn puedes leer: Biden tendría más voluntades en la industria petrolera que desean que se quede en la Casa Blanca

La educación emerge como el antídoto más efectivo contra la aporofobia y otras formas de rechazo social. Fomentar la diversidad y la inclusión a través de programas educativos puede ayudar a desmantelar prejuicios y a construir sociedades más equitativas. En este sentido, la labor de las universidades y de otros espacios educativos se vuelve crucial para promover una mayor comprensión y respeto por la diversidad humana.

Tema para democracias modernas

La aporofobia representa un reto complejo para las democracias modernas, que requiere una respuesta multidimensional centrada en la educación, la solidaridad y el compromiso con la igualdad. Este fenómeno, lejos de ser una simple repulsión hacia la pobreza, es un reflejo de las tensiones y contradicciones que caracterizan a nuestras sociedades globalizadas. La batalla contra la aporofobia no solo implica enfrentar prejuicios y estereotipos, sino también abordar las causas estructurales de la desigualdad y promover un modelo de desarrollo que priorice el bienestar humano sobre el crecimiento económico indiscriminado.

El papel de la tecnología en este contexto es doble. Por un lado, ofrece herramientas para la inclusión y la difusión de ideas que pueden contribuir a combatir la aporofobia, como las plataformas de redes sociales que permiten una mayor conciencia y movilización en torno a temas de justicia social. Por otro lado, la tecnología también puede exacerbar la brecha entre ricos y pobres, creando nuevas formas de exclusión y reforzando las dinámicas de poder existentes. La clave está en cómo se utiliza la tecnología y en asegurar que su desarrollo y aplicación sirvan para cerrar brechas en lugar de ampliarlas.

aporofobia
La crisis de refugiados y los desplazamientos masivos de personas a causa de conflictos o de la pobreza exigen respuestas globales que vayan más allá de las fronteras nacionales y que estén basadas en principios de solidaridad y cooperación internacional. Ilustración MidJourney.

Un veneno común

Además, la aporofobia no es un fenómeno aislado, sino que se relaciona estrechamente con otras formas de discriminación y exclusión, como el racismo, la xenofobia, y la discriminación por género o por orientación sexual. Esto implica que cualquier esfuerzo por combatir la aporofobia debe formar parte de una estrategia más amplia de lucha contra todas las formas de intolerancia y exclusión.

Otro aspecto crucial en la lucha contra la aporofobia es el reconocimiento de la dignidad intrínseca de cada persona, independientemente de su situación económica o social. Esto requiere un cambio en la manera en que se conceptualiza el valor de las personas, pasando de una visión utilitarista, que valora a las personas en función de su contribución económica, a una visión que reconoce el valor intrínseco de cada individuo.

También n puedes leer: Milei reacciona ante el Senado: delincuentes, feudales, comunistas, socialistas, progres, populistas, estatistas 

Pobreza y exclusión

La solidaridad internacional juega un papel fundamental en este proceso. En un mundo interconectado, los problemas de pobreza y exclusión no pueden ser abordados de manera aislada. La crisis de refugiados y los desplazamientos masivos de personas a causa de conflictos o de la pobreza exigen respuestas globales que vayan más allá de las fronteras nacionales y que estén basadas en principios de solidaridad y cooperación internacional.

En última instancia, la lucha contra la aporofobia es una lucha por la humanidad misma, por el tipo de sociedad en la que queremos vivir. Se trata de reconocer nuestra interdependencia y de trabajar juntos por un mundo donde nadie sea excluido o marginado por su situación económica. La educación, el compromiso cívico y la solidaridad son herramientas clave en este esfuerzo, permitiéndonos construir comunidades más inclusivas y justas.

Así, mientras enfrentamos los desafíos de un mundo en constante cambio, el compromiso con la igualdad, la justicia y la inclusión debe permanecer firme. La aporofobia, como cualquier forma de fobia social, no solo daña a quienes son objeto de ella, sino que empobrece a toda la sociedad, limitando nuestra capacidad para vivir juntos en diversidad y armonía. Superar la aporofobia requiere de un esfuerzo colectivo y de un compromiso inquebrantable con los valores de respeto, compasión y dignidad humana, principios fundamentales para cualquier sociedad que aspire a ser verdaderamente democrática y justa.

Related articles

- Publicidad -spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí