Condenan a 30 años de prisión a una mujer en El Salvador por homicidio tras sufrir un aborto involuntario

La defensa considera que el juez actuó con «parcialidad, privilegiando» la versión ofrecida por la Fiscalía, que estuvo «cargada de estigmas y estereotipos de género».

Un tribunal de El Salvador ha condenado a 30 años de prisión a una mujer que sufrió un aborto involuntario, pero la corte ha dictaminado que se trató de un homicidio agravado, informa la prensa local.

La mujer, identificada únicamente como ‘Esme’, sufrió una emergencia obstétrica en 2019, y «en vez de recibir atención médica, fue acusada por la Fiscalía General y ha permanecido en prisión preventiva durante dos años», lejos su hija de siete años, denunció la organización Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto.

Karla Vaquerano, abogada de ‘Esme’, señaló que el juez actuó con «parcialidad, privilegiando» la versión ofrecida por la Fiscalía, que estuvo «cargada de estigmas y estereotipos de género». La defensa adelantó que apelará la sentencia, mientras que la imputada aseguró que continuará luchando por su hija y su familia.

Ley antiaborto

«Esta condena es la primera que se produce durante el gobierno de Nayib Bukele, quien había prometido poner fin a la persecución sistemática de mujeres que enfrentan emergencias de salud durante sus embarazos. El caso de ‘Esme’ nuevamente refleja la criminalización de mujeres que viven en condiciones de pobreza, sin acceso a educación y servicios de salud», condenó la organización.

El Salvador tiene una de las leyes antiaborto más severas. La legislación del país centroamericano penaliza toda forma de aborto, incluso el terapéutico, y castiga tanto a las mujeres como a los médicos que los practiquen. De ser encontradas culpables, las penas varían de dos a ocho años. No obstante, en muchos casos el delito cambia a homicidio agravado por el parentesco de la víctima y las mujeres pueden llegar a ser condenadas a 30 años de prisión, reporta AP.

Quizás te pueda interesar: (VIDEO) Rafael Lacava: Juro que se cambiará la historia de la Natación en este País.