Cancelan un accidentado festival de reguetón en Madrid a un día de su celebración (y los fans se quedan sin el concierto de despedida de Daddy Yankee)

Se trata del Madrid Puro Reggaeton Festival, que prometía poner en tarima a artistas como Ptazeta, Jhay Cortez o el Jincho.

El Madrid Puro Reggaeton Festival se quedó sin ‘Gasolina’, diría Daddy Yankee. El postergado evento que en principio se celebraría en el pandémico 2020 ha sido cancelado por las autoridades locales por irregularidades que dejan en el aire a más de 40.000 personas.

A menos de 24 horas para que se celebrara la ronda de conciertos, la Comunidad de Madrid denegó el permiso para el festival, alegando que los organizadores presentaron un plan «que no reúne en ningún caso los requisitos de seguridad necesarios«.

Además, la solicitud de cambio de locación del recinto Caja Mágica al Wanda Metropolitano se presentó apenas esta semana, cuando la normativa exige que una modificación de esa magnitud se haga con al menos un mes de antelación. Pero esas no son las únicas irregularidades.

Cambios de fecha, de precios en las entradas, de artistas, de lugar y hasta bajada de carteles sin aviso previo a los asistentes han marcado la organización del evento, calificado por varios de los afectados como ‘Madrid Puro Timo Festival’.

Tras la cancelación definitiva del evento, la ONG de defensa del consumidor FACUA recordó que los usuarios no solo tienen derecho a un reembolso de los billetes, sino también a una retribución por los gastos conexos que acarreaba la asistencia a los conciertos, como alojamiento hotelero y transporte.

«FACUA está recibiendo numerosas peticiones de asesoramiento por parte de personas que tenían entrada para este festival, a las cuales está indicando cómo proceder para presentar la reclamación», detalló la organización, que ya había denunciado previamente a la empresa promotora del festival «por prohibir entrar con comida y bebida a las instalaciones» donde se celebraría la ronda de conciertos.

Cancelaciones a fuego lento

Desde que se anunciara su primera fecha, pautada a mediados de junio de 2020, la organización del evento musical ha sido accidentada. Más allá de la pandemia, que obligó a suspender ese intento inicial, los reajustes continuaron al año siguiente, cuando subieron los precios de las entradas y ofrecieron dos citas que tampoco se cumplieron.

Para elevar la apuesta, la empresa Con la música a otra parte 2020 AIE, promotora del festival, anunció este año que incluiría en la parrilla de conciertos a Daddy Yankee, ícono del reguetón, para que se presentara en Madrid como parte de su gira de despedida.

La inclusión de Daddy Yankee hizo desaparecer el resto del cartel que previamente se había anunciado, y la confirmación del nuevo ‘rooster’ de artistas se hizo paulatinamente. Esa última movida, que preveía la celebración del festival para los días 15 y 16 de julio, provocó una oleada de críticas en redes sociales.

Sin embargo, los organizadores ofrecieron nuevas locaciones y un palco VIP, que prometía asientos preferenciales con baño propio por precios que ascendían hasta los 8.000 euros, según informó elDiario.es. Pero ya en la recta final de las presentaciones, desaparecieron del cartel a artistas, como Ptazeta, Jhay Cortez o el Jincho, sin explicación alguna.

Este viernes, los fans de Daddy Yankee han inundado las redes sociales con reclamos y solicitudes al artista para que anuncie una nueva fecha en Madrid, en vista de la caída del festival. Los resignados, mientras tanto, comparten memes para mirar la situación con algo de humor.

Ante las numerosas irregularidades, iniciaron una campaña en Change.org para exigir indemnizaciones y evalúan la presentación de una demanda conjunta, mientras los organizadores han bloqueado la posibilidad de hacer comentarios en redes sociales y emitieron un escueto comunicado en la web del festival.

«Después de días y días sin dormir, del trabajo de más de 2.000 personas para adaptarnos a un nuevo recinto tratando de superar los innumerables obstáculos que las distintas administraciones nos han ido colocando en nuestro camino, finalmente las instituciones han decidido que más de 40.000 personas nos quedemos sin vivir un hito histórico hoy», se lee en el texto en el que la empresa promete abrir el plazo de devolución «en los próximos días».