Arrestan a más de 80 sospechosos después de violación en banda de 8 modelos durante rodaje de un video musical en Sudáfrica

Las mujeres fueron agredidas sexualmente a punta de pistola por 20 mineros ilegales.

Más de 80 personas comparecieron ante un tribunal en Sudáfrica después de un horrible crimen durante el 1 de agosto. Ocho modelos fueron violadas a punta de pistola por una pandilla de 20 presuntos mineros ilegales durante la grabación de un video musical, cerca de una mina de oro, informan los medios locales.

Según un informe policial al que refiere News24, el crimen se cometió durante el rodaje cerca de Krugersdorp el 28 de julio, cuando un grupo de ocho modelos, acompañadas por una ex oficial de Policía, fueron cerca de un vertedero de una mina en desuso para grabar un video musical. Allí fueron emboscadas por 10 hombres armados que vestían mantas, pasamontañas y ropa minera, quienes dispararon al aire, cachearon a los miembros del equipo, y los obligaron a desnudarse y tumbarse. Después de eso, llamaron a otros 10 hombres que violaron a las mujeres en los arbustos cercanos, y luego robaron los artículos valiosos, incluida la ropa, de las víctimas.

La operación de la Policía

12 horas después del incidente, la Policía arrestó a tres de los 20 sospechosos vinculados con la violación en grupo. Dos fueron asesinados a tiros, luego de presuntamente apuntar con armas de fuego a los oficiales de Policía durante la operación policial.

Orangel Gil Electric Supplier Srl

El viernes, la Policía arrestó a 65 sospechosos más, y el sábado detuvo a 17 más. El número total de personas arrestadas, por lo tanto, asciende a 82. Se han recuperado dos armas de fuego sin licencia, explosivos, así como los objetos personales pertenecientes a las víctimas.

El área donde ocurrió el incidente es frecuentada por mineros ilegales conocidos como Zama Zamas, que están aterrorizando a la comunidad local. Uno de los residentes los describió como «un problema antiguo y continuo».

Los sospechosos enfrentan varios cargos como minería ilegal, inmigración ilegal (se cree que muchos son extranjeros), posesión de explosivos y armas de fuego e intento de asesinato. Sin embargo, no está claro cuáles de los arrestados estuvieron involucrados en este crimen en particular.

La reacción de las autoridades

El presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, ha reaccionado al crimen instando a los delegados en la Conferencia de Políticas de su partido político a lidiar con el flagelo de la violencia de género, informa SABC news. Después, llamó a cualquier persona con información sobre la violación en masa a declarar.

«Los violadores no tienen lugar en nuestra sociedad. Pero, para que aquellos que cometen tales actos sean detenidos y procesados, las comunidades tienen que renunciar a que los delincuentes se refugien en medio de ellos, tuiteó.»

Moni k Shop

Al mismo tiempo, los acusados se enfrentaban a un juicio en el Tribunal de Magistrados de Krugersdorp.

Varios manifestantes se reunieron para exigir justicia por las mujeres. Uno de ellos, el pastor Joe Mabuela, de la ciudad de Mogale, afirmó que dos mujeres más que trabajaban como guardias de cementerios habían sido secuestradas y agredidas sexualmente por extranjeros ilegales.